Ahrensburg, octubre de 2016 – La mayonesa es uno de los productos delicatesen

más apreciados en todo el mundo. Sin embargo, desde el punto de vista sanitario, tiene el inconveniente de su alto contenido de grasa. Para poder reducirlo y evitar una pérdida de textura, normalmente la grasa se reemplaza por sustancias que absorben el agua.

Esta solución económica no es del agrado general en algunos mercados como Rusia u Oriente Próximo, ya que se considera una reducción de la calidad. Los expertos en estabilizantes de Hydrosol han desarrollado ahora una mezcla completa sin almidón que permite fabricar mayonesa baja en grasa, de alta calidad. Los productos finales convencen por su consistencia cremosa y agradablemente ligera, con muy buena textura y aroma óptimo.

“El cambio de grasa por almidón en los productos de mayonesa bajos en grasa tiene ventajas económicas y para diferentes aplicaciones. Pero, a menudo, los consumidores lo ven como un engaño“, comenta la Dra. Dorotea Pein, responsable de innovación de Hydrosol. “Por este motivo, hemos desarrollado una nueva receta en la que trabajamos con hidrocoloides y fibras vegetales para dar textura y, a pesar de ello, logramos una sensación en boca cremosa y agradablemente suelta, muy similar a la de una mayonesa entera“.

La nueva mezcla completa Stabimuls M30 NOS se fabrica con yema de huevo en polvo, lactoproteína, fibras vegetales e hidrocoloides. Es ideal para fabricar cremas para ensaladas con un contenido de grasa del 30%. Como todas las mezclas completas para mayonesa de Hydrosol, el nuevo producto convence también por su facilidad de fabricación. Solo debe fabricarse con agua, condimentos, aceite y vinagre. Después del corte apropiado puede envasarse el producto final.